Recomendaciones de mantenimiento de escritorios de formaica

 In Escritorios para oficina DF

Los escritorios para oficina DF, al igual que cualquier otra pieza del mobiliario empleado en lugares de trabajo, requieren de una serie de cuidados y mantenimientos que permitirán que se conserven en buenas condiciones funcionales por más tiempo. Aunque comúnmente se piense que basta con adquirir muebles para oficina de buena calidad, que sean duraderos y que respondan a los requerimientos específicos que implica el tipo de uso que se les dará, esto no es suficiente, y siempre se necesitan programas de mantenimiento para que ofrezcan el tiempo de vida esperado, haciendo de su compra una buena inversión.

Para que nuestros visitantes tengan una idea más clara sobre la importancia del mantenimiento de escritorios y sepan cómo cuidar los de recubrimiento con laminado decorativo de alta presión, o formaica, uno de los más comunes empleados en estas piezas de mobiliario, dedicaremos esta publicación en el blog de Galeo Muebles a hablar del tema.

Los escritorios para oficina DF más solicitados son los que tienen superficie de laminado decorativo de alta presión, también conocido como formaica, por el nombre de la marca principal distribuidora del material. Este material es altamente versátil y se usa no sólo para recubrir muebles de oficina DF como escritorios, sino también mesas y barras de cocina, entre otros muebles donde existe un tráfico humano alto, debido en gran medida a su resistencia y a su costo bajo en comparación con otras opciones de recubrimiento que se encuentran actualmente disponibles en el mercado.

El laminado decorativo de alta presión, formica o formaica, hoy en día se produce en una extensa variedad de colores, en tonos con texturas que asemejan otros materiales, como la madera o las piedras naturales, por lo que o resulta difícil encontrar uno que se adapte a la decoración de la oficina, que cabe mencionar debe contribuir a la creación de un clima laboral que impacte de manera positiva el desempeño de los trabajadores.

La formaica, además de estar disponible en una gran variedad de colores, tonos y texturas y a ser mucho más económica que otras opciones de recubrimiento, es resistente a rayones, a golpes, a la exposición a calor moderado y al agua, de ello que se emplee como superficie en muebles de oficina DF que, como es bien sabido, se encuentra sometido a un uso constante que incluso puede llegar a ser algo rudo. Por si estas características no fueran suficientes para hacerlo un excelente material para recubrimiento, también es muy fácil de limpiar y requiere un mantenimiento mínimo, siendo esta otra de las razones por las que su uso es muy frecuente en recubrir desde escritorios, mesas y barras de cocina y comedores, hasta puertas.

Si bien se trata de un material altamente resistente, al igual que cualquier otro, requiere de una serie de cuidados y mantenimientos especiales para conservarlo en buenas condiciones y que luzca bien. Si tienen escritorios con recubrimiento de laminado decorativo de alta presión, o si están pensando adquirir uno, les recomendamos tener en cuenta y atender los cuidados básicos que requiere, entre los que se encuentra evitar el contacto del material con químicos de propiedades oxidantes, con álcalis y con ácidos fuertes, así como evitar que entren en contacto con tintas para estilógrafos y sellos, los que dejan marcas en la superficie que son muy difíciles de remover. En este punto cabe mencionar que ya existen laminados que cuentan con tratamientos especiales para resistir incluso las sustancias que acabamos de mencionar, los que requieren menos mantenimiento, pero que son más costosos.

Además de estos cuidados básicos se sugiere darle un mantenimiento periódico a los escritorios, el que a grandes rasgos consiste en una limpieza regular de la superficie. La limpieza de la formaica debe comprender retirar polvo y otras partículas que estén en la superficie, retirar humedad y elementos que potencialmente puedan mancharlo. Para no dañar el material con la limpieza y remover efectivamente suciedad, lo mejor es usar una solución de agua y detergente suave que no tenga en su formulación agentes abrasivos, y pasar una esponja humedecida en la solución sobre la superficie. Una vez finalizada esta limpieza se debe enjuagar con agua clara la superficie y secarla perfectamente con un paño que no suelte pelusas, como el de microfibra. El secado es muy importante en este tipo de materiales, ya que el exceso de humedad puede generarle manchas y otros daños.

Si la superficie tiene manchas difíciles de remover, no se deben usar fibras ni cepillos de cerdas duras pues dañan el material, lo que se puede hacer es usar un blanqueador diluido en agua según las indicaciones del fabricante y aplicarlo con una esponja suave. Las soluciones naturales para remover manchas son una buena opción, y les sugerimos preferirlas antes de usar productos como blanqueadores fuertes y detergentes orgánicos que alteran el color del laminado y lo rayan. Las soluciones de jugo de limón son una buena opción, las que además sirven para regresarle al laminado su brillo original. Usar solventes con alcohol o acetona también puede ayudar a remover manchas, pero en todo caso se deben respetar las indicaciones del fabricante y tener cuidado para que no se altere el laminado.

Hay también otras sugerencias para evitar los daños en escritorios y otro tipo de mobiliario oficina DF recubiertos con laminado decorativo de alta presión, como evitar colocar objetos calientes directamente sobre el laminado y evitar la acumulación de líquidos. Por eso, al momento de tomar bebidas, lo mejor es contar con un posavasos y en caso de derramar cualquier líquido secar de inmediato la área. Otra recomendación que les damos es evitar hacer tareas de corte directamente sobre el escritorio, ya que a pesar de que es un material muy resistente, sí se puede dañar y lo mejor será usar una protección especial para que las navajas no contacten directamente con la formaica.

Para finalizar, el mantenimiento que se le dé al mobiliario oficina DF debe incluir una inspección general del estado del mueble, y en acabados de este tipo, comprobar si tiene manchas, si se encuentra bien fijo a la superficie que recubre. En caso de que se presenten daños de importancia tendrá que reemplazarse el recubrimiento, pero si sólo tiene, por ejemplo, pequeños desprendimientos en algunas áreas o manchas, se pueden adoptar medidas para corregir el problema y reducir los riesgos que un mobiliario en mal estado puede representar para sus usuarios.

Esperamos que esta información les sea de utilidad; les recordamos que si buscan escritorios para oficina DF de la más alta calidad, en el catálogo de Galeo Muebles encontrarán una extensa variedad de modelos para adaptarse a las necesidades de su entorno de trabajo. Para solicitar mayor información acerca de nuestros productos no duden en contactarnos, con gusto los atenderemos.

Recent Posts

Leave a Comment

0

Start typing and press Enter to search

escritorios-para-oficina-dfescritorios-para-oficina-df