Aspectos a considerar al elegir sillas ejecutivas DF

 In Sillas ejecutivas DF

Las sillas ejecutivas DF son parte imprescindible del mobiliario de oficinas, y si bien es bastante común que se elijan las que parecen más prácticas o que son más baratas, hay otros aspectos que conviene tomar en cuenta antes de realizar su compra, los que permitirán que cumplan las funciones para las que están destinadas y supongan una buena inversión.

Las sillas pueden parecer elementos de lo más cotidianos sin mucha importancia, pero por el tipo de uso que se les da en oficinas, que es continuo por muchas horas al día, resulta fundamental que sean cómodas y fabricadas con materiales resistentes. Para que nuestros visitantes cuenten con criterios que les permitan hacer una mejor elección, dedicaremos esta publicación en nuestro blog a hablar de los factores a evaluar al comprar una silla.

La ergonomía es la palabra clave para elegir sillas ejecutivas DF, de hecho esta es necesaria en cualquier tipo de objeto o mobiliario destinado para uso humano, y es que se trata de una característica de diseño que permite que el objeto en cuestión, en este caso las sillas, respondan a la forma y necesidades del cuerpo, haciéndolas cómodas y segura de usar. Por tanto, la ergonomia en muebles para oficina DF es lo que se recomienda priorizar antes de otros factores, como el precio o la estética al realizar una compra pues es el elemento que influye más en el rendimiento de quien haga uso de ellos, pues un trabajador que se encuentra cómodo puede tener un mejor desempeño, lo que sin duda a corto plazo puede beneficiar al entorno donde se emplee tal mobiliario.

La elección de sillas para oficina DF puede incluso considerarse algo tan importante como la elección de un colchón para dormir, considerando que el número de horas que en promedio una persona pasa sentada en la oficina son equiparables al tiempo que destina a su sueño. Con esto en mente, la característica más importante en una silla, asociada completamente con su ergonomía, es la comodidad que ofrezca, por esta razón insistimos en que se le debe más importancia a este factor que a otros. Que la silla tenga un buen diseño puede ser considerado como sinónimo de calidad, y en la mayoría de los casos si se guía la decisión por ello se puede decir que se hizo una buena inversión. Sin embargo, también conviene evaluar la calidad de los materiales empleados en su fabricación y tener en cuenta el tipo de cuidados y mantenimiento que requerirá este elemento de mobiliario, pues de lo contrario, aunque se haya adquirido la mejor silla, no ofrecerá un buen tiempo de vida útil y al poco tiempo tendrá que reemplazarse por otra.

Ya que nos referimos a la silla perfecta, es prudente que aclaremos que puede ser un término un poco complicado o engañoso, puesto que es algo subjetivo y dependerá del tipo de necesidades que tenga una persona y el uso que se le vaya a dar. Es posible que la silla que es perfecta para una persona, para otra no lo sea porque no satisfaga todos sus requerimientos, y es precisamente por esta razón que la mejor recomendación que les podemos dar es que busquen de manera individual la silla que mejor se ajuste a sus necesidades, y para mayor fiabilidad, probarla antes de realizar la compra les dará una idea clara de su ajuste y comodidad que ofrece.

Si están buscando sillas para oficina DF en tiendas físicas o en catálogos virtuales, les sugerimos valorar el ajuste que ofrece la silla. Para los ajustes, las sillas pueden contar con palancas o roscas que modifican su altura, la posición del respaldo o la posición del reposabrazos y su basculación. En todo caso los medios de ajuste deben ser accesibles y fáciles de usar cuando el usuario esté sentado, sin que tenga necesidad de ponerse de pie para modificarlos, pues permitirán hacer los cambios que en el transcurso de la jornada el usuario pueda requerir para mayor comodidad.

Ya que hemos mencionado la basculación aprovechamos para resaltar su importancia como elemento ergonómico en una silla; las sillas para oficina DF se diseñan para uso prolongado y deben permitir un movimiento para mantener equilibrado el peso del cuerpo sobre la silla ajustándose a los movimientos que haga el usuario. Algunos modelos de sillas sólo cuentan con basculación en el respaldo, mientras otros también basculan el reposabrazos, lo que puede ser de utilidad para unos, pero para otros podría resultar incómodo, por ello que la silla deba elegirse según las preferencias de los usuarios.

Otras características del respaldo, además de la basculación, ofrecen equilibrio al cuerpo y el suficiente apoyo para mantener una postura saludable. La recomendación general es buscar sillas que cuenten con apoyo lumbar, es decir en la parte baja de la espalda para que se pueda mantener una postura en ángulo recto sin mayor esfuerzo o exceso de tensión en esa zona, lo que evitará adoptar posturas que al mantenerlas por tiempo prolongado pueda ocasionar malestares e incrementar riesgos de lesiones.

Algunas personas prefieren las sillas que no tienen este apoyo lumbar, pero pueden usar un cojín o almohada para esta zona, lo que reducirá molestias. En lo referente al reposabrazos, muchos modelos no cuentan con este elemento o bien, lo venden como accesorio independiente que se puede integrar y ajustarse fácilmente, al igual que el reposacabezas, que es un elemento que incrementa la comodidad de la silla y ayuda a evitar que el usuario presente malestares en el cuello y espalda. La recomendación es integrar un reposacabezas o buscar sillas que ya cuentan con él si se usa una silla basculante y quieren mayor comodidad, aunque no sea tan necesario para quienes usan la silla manteniendo una postura recta.

Las características del asiento también se deben evaluar al comprar una silla como su profundidad y ancho, estos dependen de la talla del usuario pero se sugiere que en cualquier caso sean lo suficientemente espaciosas como para evitar molestias en rodillas o muslos por el tipo de ángulo que se forme al sentarse. Si el mobiliario para oficinas DF se comprará igual para todos lo mejor es optar por medidas estándar, o en su caso sillas que también permitan la regulación del asiento.

Por otra parte, el movimiento de la silla se debe evaluar en función del tipo de uso que se le dará, movimiento que está dado por las ruedas que integra. Algunas sillas pueden moverse con el peso del cuerpo, otras requieren un esfuerzo para desplazarse y las características de las gomas de las mismas varían, por lo que se recomienda seleccionarlas según el tipo de suelo donde se usarán, y como ya mencionamos, el uso que se les dará.

Finalmente, pero no menos importante, están los materiales empleados en la fabricación de las sillas; las fabricadas con materiales más duraderos son las más recomendables, pero incluso en estas es imprescindible darles cuidados y mantenimientos especiales para conservarlas en buen estado por más tiempo. Los colores y texturas del tapizado son clave y en oficinas se recomienda optar por tonos oscuros en los que la suciedad no es tan evidente y los que pueden integrarse de mejor manera con la decoración, al igual que materiales fáciles de limpiar y que faciliten la transpiración.

Estos son sólo algunos de los aspectos a considerar al momento de elegir sillas ejecutivas DF, en futuras publicaciones en el blog de Galeo Muebles compartiremos más sugerencias para elegir el mejor mobiliario para oficinas DF. Les recordamos que si buscan sillas de la más alta calidad y en variedad de diseños para adaptarse a sus necesidades, en nuestro catálogo encontrarán lo que necesitan. Visítenlo en línea o pónganse en contacto con nosotros para conocer las opciones que ofrecemos, con gusto los atenderemos.

Recent Posts

Leave a Comment

0

Start typing and press Enter to search

sillas-ejecutivas-df-tendencias-2018-a-favor-de-la-comodidad-en-mobiliario-de-oficina-portada